<< Mas Articulos

Mantenimiento a Válvulas de Seguridad

19-02-2012

 Mantenimiento a válvulas de seguridad

 

 

                                     

Es prescindible el mantenimiento programado en estos dispositivos de seguridad, por lo cual en algunos casos a medida que el avanze de la tecnologia, los sistemas de seguridad son mas complejos y monitoreado con más precisión. Es por tal motivo que estos dispositivos que generalmente son mecánicos no llegan a funcionar eficazmente y sufren deterioro a corto plazo.Es fundamental practicarle un mantenimiento semestral, y como medida un analisis exhaustivo un Mantenimiento anual. Al observar el estado de las piezas y el acoplamiento de las mismas como: bridas, juntas, cañerías de antes y después de la válvula, y tratar de usar en la medida un buen lubricante de alta temperatura.

 

 

En este fotografia se observa el obturador listo para trabajarlo en ajuste con su asciento, se coloca la pasta abrasiva para obtener un lapeado uniforme al asciento como primera medida.

LAPEADO: Operación que tiene por objeto perfeccionar la superficie de una pieza mecánica, dejándola con unos valores de rugosidad muy bajos (de 0,3 p a menos de 0,085 p.). Un acabado superficial tan bueno, que se realiza generalmente por medio de abrasivos especiales, consigue la reducción del coeficiente de rozamiento (es decir, del desgaste) y la eliminación de cualquier microfisura que, en general, representa el inicio de los puntos de rotura.

 

 Una vez ajustado al observar que el asciento este libre de rayaduras y depósitos extraños que entorpecen el ajuste de hermeticidad, se practica al obturador el mecanizado corespondiente para luego ajustar nuevamente dejando al obturador con una pequeña pista circular eliminando la pequeñas rayaduras (rugosidad) que dejó el mecanizado.

 

Rugosidad (mecánica)

En mecánica la rugosidad es el conjunto de irregularidades que posee una superficie.

La mayor o menor rugosidad de una superficie depende de su acabado superficial. Éste, permite definir la microgeometría de las superficies para hacerlas válidas para la función para la que hayan sido realizadas. Es un proceso que, en general, habrá que realizar para corregir los errores de forma y las ondulaciones que pudiesen presentar las distintas superficies durante su proceso de fabricación (fundición, forja, laminación, etc).

En el Sistema Internacional la unidad de rugosidad es el micrómetro o micra (1micra= 1 µm = 0,000001 m = 0,001 mm), mientras que en el sistema anglosajón se utiliza la micropulgada (μ"). Esta medida se indica en los planos constructivos de las piezas mediante signos y valores numéricos, de acuerdo a la normas de calidad existentes, que varían entre países.

Para medir la rugosidad de las piezas se utilizan instrumentos electrónicos llamados rugosímetros, que miden la profundidad de la rugosidad media (Rz) y el valor de la rugosidad media (Ra) expresada en micras y muestran la lectura de la medida en una pantalla o en un documento gráfico.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Se debe destacar  los abrasivos los pueden adquirir en el mercado, pomos, latas, etc., donde lo primero es limpiar ambas caras a trabajar con un solvente y secar con papel o gamuza libre de peluzas para poder aplicar la pasta. Primero se aplica una mano de pasta Mediana. Luego se limpia las caras y se observa cuanto es el daño, es allí donde debe Ud. debe aplicar pasta fina o gruesa en el caso de ser una zona muy dañada. Esto es una sintesis del trabajo de ajuste, Ud., lo conseguirá con la práctica.

 

 

  • Comentarios: 0
  • Visitas: 787