BOMBAS CENTRIFUGAS

BOMBAS CENTRIFUGAS

Una bomba es un dispositivo que eleva o transfiere líquido. Las bombas se presentan en muchos formatos pero generalmente pueden dividirse de acuerdo a dos formas principales de funcionamiento: Bombas de desplazamiento positivo y bombas centrífugas. Este artículo muestra exclusviamente las bombas centrífugas.

Estas bombas sirven para distintas aplicaciones en edificios residenciales:

• Las bombas de circulación se utilizan para circular agua en sistemas cerrados y proporcionar calor, aire acondicionado o agua caliente sanitaria

• Los grupos de presión incrementan la presión del agua fría en un sistema y se utilizan como bombas de condensación para calderas de vapor

• Las bombas de suministro de agua se utilizan normalmente para suministra agua de pozos y se dividen en sumergibles y de superficie

• Algunas bombas centrífugas se utilizan exclusivamente para aplicaciones industriales. Estas bombas incluyen bombas industriales y bombas de aguas residuales

En 1689, el físico Denis Papin inventó la bomba centrífuga y, hoy en día, las bombas centrífugas son las bombas más usadas en el mundo. La bomba centrífuga está fabricada siguiendo un principio muy sencillo: el líquido se lleva al impulsor y se lanza mediante la fuerza centrífuga hacia la periferia de los impulsores. La construcción es barata, robusta y simple y su alta velocidad hace posible conectar la bomba directamente a un motor asíncrono. La bomba centrífuga proporciona un caudal constante de líquido y puede reducirse sin problemas sin causar ningún daño a la bomba.